Las papas chilenas se producen en Córdoba

De aquel lado de la cordillera vienen los bulbos de las papas que mejor se adaptan al gusto chileno y aquí el Senasa fiscaliza y controla que todo esté bien desde el punto de vista fito-sanitario.
Con ese Ok., la gente de Grupo Agropecuario las siembra y las cosecha para después embarcarlas nuevamente hacia el país trasandino, camino al consumidor final.
“Serán aproximadamente 10 toneladas de una variedad de papa que no estamos acostumbrados a consumir los argentinos (Rodeo, Monalisa, Vivaldi, Asterix y Cardinale) y que comenzarán a cruzar la frontera a partir de julio”, dice Ariel Crucianelli, de Grupo Agropecuario. Si bien este año los precios todavía no están cerrados, el año pasado el kilo de papa se exportaba a 50 centavos de dólar.
La pregunta del millón es: si es tan buen negocio… ¿por qué la traen a Córdoba? ¡Simple! El clima chileno no favorece este cultivo y no tienen zona de producción.