La Fundación Participe prende un alerta.

Para vos -como para mí- seguramente la Ordenanza 10976 no te dice nada. Pero es la norma que establece el sistema informático de contrataciones del Estado Municipal y que se intenta derogar. Atenta a esto, la empresaria y ex concejal Bety Ostermeyer prende una alarma y explica por qué sería un grave error avanzar con esa medida y retroceder en la transparencia de los gastos públicos. “Investigue un poco más el fondo de la cuestión, no se deje presionar”, le dice Bety al intendente Giacomino en una nota completa que podés leer aquí.